Success Stories

Biotecnología para el tratamiento de la contaminación (Universidad de Valladolid) Dr. Raúl Muñoz (RYC-2007-01667)

Queridos colegas,

En estas líneas os voy a resumir brevemente mi experiencia en el Programa Ramón y Cajal y las desventuras (pocas) hasta mi estabilización como profesor contratado doctor permanente (equivalente en salario y carga docente a un profesor titular) en el Departamento de Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente de la Universidad de Valladolid. Solicité el contrato Ramón y Cajal en la convocatoria 2007, al inicio de mi segundo año de contratado Juan de la Cierva (porque justo en esa convocatoria se abrió esa posibilidad), y me incorporé en Enero de 2008 al Departamento arriba citado, con un CV razonable (nada que ver con los mínimos irracionales exigidos en estas dos últimas convocatorias). Arranqué dos líneas de investigación, una en depuración de aguas residuales con microalgas y otra en depuración biológica de gases (http://gastreatment-microalgaeresearchgroup.blogspot.com.es/). Durante los 5 años de Ramón y Cajal, al igual que todo Ramón y Cajal, me deje la piel (y el pelo) en posicionar el grupo internacionalmente, competir por recursos, crecer… pensando (como todos) en que la meritocracia ayudaría en mi estabilización: ¡He trabajado tanto , como no me van a estabilizar !!. Llegó 2012, año de abordar mi estabilización con el vicerrectorado de profesorado de turno y ahí comenzaron los problemas. A inicios de 2012 todo parecía un camino de rosas (debido a que mi Unidad Docente en Tecnología del Medio Ambiente estaba con una relación de Carga/Capacidad del 80 {987377834475827bd293c9570e6e34e1fd3bfe2c9e167eb93fc77b9654f442d6}), pero con el decreto ley de renovación del 10 {987377834475827bd293c9570e6e34e1fd3bfe2c9e167eb93fc77b9654f442d6} que salió a mitad de 2012, todo se torció. En favor mi jugaba una referencia explícita en el BOE de la convocatoria RyC de 2007 en el que la Universidad tenía el compromiso de estabilizarme por haber recibido evaluación positiva del programa I3 y en el informe de 4º año del RyC. A pesar de la oposición de un sindicato (de cuyo nombre no quiero acordarme) a mi estabilización por no ser “una prioridad social la estabilización de los Cajales”, el vicerrector de la Universidad de Valladolid siguió adelante con la estabilización en la mejor posición que se podía en las circunstancias del momento. Las bases de mi estabilización fueron unos números de carga/capacidad docente que lo permitían, el compromiso explícito de la Uva (que además siempre ha tenido como política la estabilización de los Cajales desde el primer momento), un apoyo incondicional de mi Departamento en todo momento, y un vicerrector que en su momento apostó (en contra de algunos sectores) por la meritocracia. En mi caso particular, más que un caso de éxito, la estabilización fue un caso de fortuna.

Un saludo,

Raúl Muñoz

Leave a Reply